Concentraciones 5 de mayo

concentracion judgados 5 de mayoComo cada d√≠a 5, convocamos concentraciones para protestar contra la oblicaci√≥n impuesta a Ra√ļl y Alfonso de tener que firmar todos los meses en los judgados. Las concentraciones ser√°n a las 12h delante de los judgados de Granada y de la Ciutat de la Justicia de Barcelona.

Os esperamos allí!

Crónica de la concentración ante los judgados de Granada

Coincidiendo intencionadamente con el d√≠a en que se obliga a uno de los titiriteros encausados a firmar en los juzgados, d√≠a 5 de cada mes, el Grupo de Apoyo de Granada en solidaridad con T√≠teres Desde Abajo decidi√≥ organizar una concentraci√≥n para manifestar a la opini√≥n p√ļblica la situaci√≥n actual del proceso jur√≠dico, tras todo el revuelo medi√°tico y social que lleg√≥ a traspasar las fronteras por las acusaciones de enaltecimiento al terrorismo en un proceso falto de todo rigor y garant√≠as, que en las √ļltimas ansias represivas del Estado espa√Īol contra toda manifestaci√≥n potencialmente disidente, llev√≥ a dos titiriteros a la c√°rcel y a un posterior proceso jur√≠dico por dos simples testimonios que no fueron contrastados, de tal forma que los llev√≥ a las graves acusaciones, que como se ha podido comprobar en diferentes videos publicados, eran manifiestamente falsas.

El Grupo de Apoyo despleg√≥ dos pancartas pidiendo la libertad de los titiriteros y reivindicando que el arte no es terrorismo. Se repartieron octavillas para los viandantes que pasaban frente a los juzgados de La Caleta y se usaron meg√°fonos para recordar el Caso de los Titiriteros y que a√ļn hoy sigue activo, en contra de lo que se podr√≠a pensar, ya que es com√ļn confundir por las impresiones medi√°ticas que el fin de la prisi√≥n preventiva ha significado el fin del proceso judicial. Nada de ello es as√≠: los titiriteros siguen encausados y est√°n a la espera de juicio. En estos momentos siguen en la fase de Instrucci√≥n, que puede durar 18 meses, lo que supone una serie de perjuicios que afecta a su vida laboral y profesional, ya que el juez interpreta que la representaci√≥n de La Bruja y Don Crist√≥bal, la famosa obra por la que fueron procesados, es un delito, que ‚Äúreincidieron‚ÄĚ por representarla dos veces, sin saber que era ‚Äúdelito‚ÄĚ. Asimismo, se rebaj√≥ las medidas cautelares, pasando las firmas diarias en comisar√≠a o juzgados, a una vez por mes en el caso de Alfonso, y cada quince d√≠as por parte de Ra√ļl. Sin embargo, les retiraron el pasaporte y no pueden salir del pa√≠s. Los distintos Grupos y colectivos que apoyan a los titiriteros se est√°n organizando para hacer coincidir las protestas con las firmas, ya sea en los d√≠as de Ra√ļl o Alfonso, para hacer llegar las protestas mientras se respaldan a los titiriteros.

La prensa granadina recogió el acto y preguntó por la situación actual así como por la constitución del grupo. Se hizo hincapié en lo absurdo del proceso, sobre todo una vez publicado los videos, que dejan claro la existencia de falsos testimonios, mentiras y la mala fe. Viendo que no termina un proceso jurídico que nunca debió haberse iniciado, el Grupo de Apoyo busca nuevamente el apoyo de la población y la movilización social, como pasó hace unas semanas cuando se consiguió presionar para la salida de la cárcel, para conseguir la absolución de los titiriteros y que así puedan volver a sus vidas con normalidad y plena libertad, como corresponde.

¡Libertad sin cargos Títeres Desde Abajo!

¬°Por el fin de la represi√≥n del Estado Espa√Īol!

¬°El arte y la cultura no son terrorismo!

La Asociación Libre de Abogados se querella contra el juez Ismael Moreno

El lunes d√≠a 21 de marzo, la Asociaci√≥n Libre de Abogados y Abogadas ha interpuesto una querella contra el juez Ismael Moreno por ordenar el ingreso en prisi√≥n en r√©gimen de FIES 3 a los miembros de la compa√Ī√≠a T√≠teres desde Abajo.

Nota de prensa de la Asociación Libre de Abogados y Abogadas respecto la querella contra el juez Ismael Moreno.

Consulta extractos de la querella contra el juez Ismael Moreno.

Entrevista de la Unión de Actores de Granada a Títeres desde Abajo

A continuaci√≥n reproducimos la entrevista completa hecha por la Uni√≥n de Actores de Granada a Ra√ļl y Alfonso, miembros de T√≠teres desde Abajo. Publicada en la revista Titeresante.

Uni√≥n de Actores de Granada: Lo primero que queremos preguntaros, una vez que hemos podido comprobar que os encontr√°is bien, es acerca del contenido de vuestro espect√°culo: ¬Ņde qu√© trata ‚ÄúLa bruja y don Crist√≥bal‚ÄĚ?

T√≠teres Desde Abajo:La protagonista es de nuestra obra es una bruja que sufre diversas agresiones por parte del resto de personajes. El primero con el que se encuentra es el propietario de la casa, Don Crist√≥bal Polichinela, un personaje machista, avaro y violento, que entra por la fuerza y despu√©s de exigirle dinero bajo amenaza, termina abusando de ella. Fruto de la violaci√≥n nace un bebe que sufre un intento de secuestro por parte de una monja roba ni√Īos que se lo quiere llevar¬† con la idea de que en el convento va a estar mejor que con su familia. El tercer personaje es un polic√≠a corrupto que despu√©s de golpearla y dejarla inconsciente le coloca pruebas falsas para acusarle de terrorismo y llevarla ante la justicia. El cuarto personaje es un juez prevaricador que utiliza esas pruebas para condenarla a la horca.

UAG: ¬ŅY por qu√© contar esta historia y de esta forma? ¬ŅQu√© quer√≠ais comunicar con ella?

TDA: Por un lado nos apetec√≠a hacer una obra de t√≠teres de cachiporra y recuperar a un personaje tradicional de la cultura espa√Īola, Don Crist√≥bal Polichinela. El t√≠tere de cachiporra es una tradici√≥n que lleva siglos represent√°ndose y que dej√≥ de representarse en Espa√Īa tras la guerra civil y fue sustituida por t√≠teres que hac√≠an propaganda del r√©gimen nacionalcat√≥lico. Don Crist√≥bal es, dentro de los t√≠teres de cachiporra de Europa, el personaje m√°s oscuro y turbio de todos, un ser inmoral y mis√≥gino.

Por otro entend√≠amos que este g√©nero teatral nos permite hablar de problemas actuales. En concreto quer√≠amos tratar la creciente represi√≥n que se vive en nuestro pa√≠s. Observamos que en los √ļltimos a√Īos se est√° usando la lucha contra el terrorismo como excusa para paliar protestas sociales y sembrar el miedo entre las personas. Leyes como el reci√©n reformado C√≥digo Penal incluyen definiciones poco precisas de qu√© es terrorismo, qu√© es apolog√≠a o enaltecimiento del mismo, de modo que se est√°n aplicando de modo indiscriminado. Un claro ejemplo, es el nuestro: Estamos denunciados por enaltecimiento de terrorismo cuando se ve claramente que lo que se muestra en la obra es un montaje policial. Nos preocupa la existencia de estas pr√°cticas, porque lamentablemente, muchos son los casos en el que el entorno cercano a la persona detenida denuncia la existencia de estos montajes, as√≠ que vimos interesante reflejarlo en la obra. Por eso decimos que aunque sea una obra que recoge y recupera din√°micas tradicionales del t√≠tere de cachiporra, su tem√°tica es contempor√°nea.

UAG: Y respecto a la pol√©mica pancarta, ¬Ņqu√© quer√≠ais expresar con ella?

TDA: La pancarta es un ejemplo claro de lo que hemos dicho antes;¬† cualquier cosa puede ser susceptible de interpretarse como enaltecimiento del terrorismo. El cartelito hace referencia a una organizaci√≥n inventada que es utilizada como excusa para condenar a la bruja. Como ya se sabe, un personaje de la obra, un polic√≠a corrupto, le coloca ‚Äúla pancarta‚ÄĚ y otras pruebas falsas para hacerle una foto a la bruja que en ese momento se encuentra inconsciente. El polic√≠a pretende, precisamente, imputarle a la bruja un delito de terrorismo. Cualquiera que vea el cartel en su contexto entender√≠a que no estamos enalteciendo a ninguna banda armada ni menospreciando a sus v√≠ctimas, sino todo lo contrario.

‚ÄúGora alka-eta‚ÄĚ es un juego de palabras con dos bandas terroristas que todo el mundo podr√≠a identificar. Simplemente es un recurso sem√°ntico para facilitar la comprensi√≥n por parte del p√ļblico.

UAG: ¬ŅY la escena de la monja? ¬ŅPor qu√© una monja ‚Äúrobani√Īos‚ÄĚ?

TDA: Multitud son los casos y los art√≠culos que lo denuncian. Todav√≠a hoy siguen apareciendo casos de ni√Īos robados. Hasta la Iglesia Cat√≥lica pidi√≥ perd√≥n p√ļblicamente por estas pr√°cticas que hab√≠an llevado a cabo diferentes monjas en varios hospitales. Lleg√≥ a ser noticia internacional e incluso hay ficciones televisivas que se han hecho eco. Como en el resto de escenas de la obra plasmamos una realidad que nos preocupa.

UAG: Y la otra escena pol√©mica es la del ahorcamiento de un juez, ¬Ņqu√© ten√©is que decir sobre ella?

TDA: Esta escena es recogida de la tradici√≥n de cachiporra, la escena de la horca es muy t√≠pica y muchos son los titiriteros que la representan en sus obras por toda Europa, incluso se ha representado en Espa√Īa multitud de veces y en importantes festivales como Titirimundi. Normalmente Polichinela es condenado a muerte pero a trav√©s de un juego de equ√≠vocos quien termina ahorcado es el juez, el verdugo o incluso la propia Muerte. No entendemos mucho c√≥mo esta escena, con una tradici√≥n de m√°s de 300 a√Īos, puede ser tan pol√©mica ahora mismo. Es como si en Inglaterra encarcelaran a los m√°s de 200 titiriteros que representan ‚ÄúPunch and Judy‚ÄĚ, obra tradicional en la que se representa la escena de la horca y otras en las que por ejemplo se mete a un bebe y a un polic√≠a en una m√°quina para hacer salchichas.

UAG: Vosotros defendéis que el ayuntamiento conocía el contenido de la obra, así como que no se trataba de un espectáculo infantil.

TDA: Efectivamente, nosotros en las conversaciones que hemos tenido con los encargados del carnaval de Madrid hemos dicho que no es una obra infantil, le explicamos que contiene algunas escenas violentas entre los títeres, como es habitual en el teatro de cachiporra. Tenían el dossier de la obra donde viene la sinopsis, varias fotos, etc. De hecho, hicimos una entrevista en una televisión local de Granada  una semana antes de ir a Madrid  en la que claramente decimos que no es una obra infantil. El propio Ayuntamiento de Madrid, de hecho, ha reconocido un error de programación.

UAG: Se os ha acusado de querer aleccionar a ni√Īos, ¬Ņcu√°l es vuestra visi√≥n al respecto?

TDA: No entendemos nuestro trabajo como una herramienta aleccionadora sino como un medio de expresi√≥n. Por otro lado no tiene ning√ļn sentido que se nos acuse de pretender aleccionar a los ni√Īos en una obra que es para adultos y que as√≠ se lo hemos hecho saber tanto a los programadores del carnaval como al p√ļblico, como hemos dicho antes. La trama de la obra es compleja y es l√≥gico que los ni√Īos no la entiendan. Por otro lado el hecho de que los di√°logos est√©n en esperanto y lat√≠n tambi√©n lo dificulta.

UAG: ¬ŅNo es en castellano la obra?

TDA: Sólo la presentación de la obra está en castellano, y también una locución de radio en la que se anuncia la detención de la bruja por terrorismo y brujería.  El resto, está en esperanto, salvo el Juez que habla en un latín de andar por casa.

UAG: ¬ŅA qu√© pens√°is que se debe tanto revuelo?

TDA: Suponemos que a varios factores.

El primero es la actitud pol√≠tica hacia el Ayuntamiento de Madrid. Cada acto que lleva a cabo es analizado y vigilado y se le busca cualquier cosa que se pueda interpretar como fallo por el que atacarle, y el Carnaval no iba a ser menos. En una festividad que se caracteriza por la s√°tira, la iron√≠a y el sarcasmo, y que este a√Īo en concreto se centraba en la figura del buf√≥n, iba a ser f√°cil encontrar algo que apostillar. De hecho, Leo Bassi iba a ser el pregonero y, a √ļltima hora, se cay√≥ del programa, imaginamos que por miedo.

Por otro lado, actualmente nos encontramos en un proceso de pactos para formar gobierno o de opci√≥n de nuevas elecciones, lo que brinda a los partidos pol√≠ticos la oportunidad de utilizar el esc√°ndalo y su presencia en los medios como herramienta de campa√Īa a la que se le puede sacar rentabilidad pol√≠tica.

Igualmente, da la impresión de que existe un interés en utilizar esta noticia como cortina de humo para desviar la atención de otros temas de mayor impacto en la sociedad.

Y por √ļltimo, pensamos que hay una tendencia a utilizar el terrorismo y el dolor de sus v√≠ctimas, as√≠ como la aversi√≥n que este tema provoca en la gente como recurso f√°cil para crear opini√≥n. Hay un sentimiento de rechazo l√≥gico al terrorismo tan grande y tan instaurado en la sociedad que es f√°cil provocar una reacci√≥n autom√°tica que obvie el contexto y la presunci√≥n de inocencia cuando intencionadamente se vincula cualquier hecho aunque este no tenga nada que ver.

UAG: ¬ŅC√≥mo fueron los d√≠as en prisi√≥n?

TDA: Fue duro estar separado de nuestros seres queridos en un momento tan dif√≠cil y no saber nada de ellos. Por lo dem√°s el resto de compa√Īeros presos se portaron muy bien con nosotros, nos mostraron solidaridad y todos nos dec√≠an que no ten√≠amos que estar all√≠ y que pronto saldr√≠amos. Nos dejaron un reloj, una radio, cortinas y nos ayudaban a entender las rutinas de la c√°rcel. La verdad es que les agradecemos que nos lo hiciesen un poco m√°s f√°cil. Pudimos comprobar a trav√©s de sus historias la perversidad de una instituci√≥n como la c√°rcel donde los presos sufren muchas situaciones injustas y absurdas. La mayor√≠a est√°n all√≠ porque han tenido o tienen problemas con la droga o porque son pobres. Muchos est√°n enfermos y cada d√≠a hacen fila cuando suena el anuncio de ‚Äúmedicaci√≥n controlada‚ÄĚ.

Lo m√°s sorprendente en nuestro caso fue que al llegar al m√≥dulo 5 nos aplicaron el F.I.E.S. 3, que es el correspondiente a banda armada. Nos supuso estar en una galer√≠a especial, con registros en la celda de forma frecuente, informes diarios de los funcionarios del m√≥dulo y las comunicaciones limitadas e intervenidas. Todas las llamadas son escuchadas, adem√°s se nos neg√≥ la posibilidad de llamar a nuestras familias y amigos hasta que no present√°semos los contratos, lo cual no pasa en el r√©gimen com√ļn en el que durante el primer mes puedes llamar a tres n√ļmeros cualesquiera sin tener que presentar los documentos. S√≥lo pod√≠amos escribir 2 cartas a la semana que ten√≠an que ir abiertas porque eran le√≠das antes de ser enviadas. No tuvimos tiempo de recibir ninguna pero las que recibes tambi√©n son le√≠das. Los paquetes son revisados exhaustivamente y no te los dan cuando llega la visita. El r√©gimen F.I.E.S. es oficialmente, un fichero interno de Instituciones Penitenciarias, pero que en la realidad afecta a tu vida diaria dentro de la prisi√≥n. No est√° regulado por ninguna ley, sino por una mera Instrucci√≥n, porque de existir √©sta ir√≠a contra la Constituci√≥n y los Derechos Humanos.

UAG: ¬ŅCu√°l es vuestra situaci√≥n jur√≠dica ahora?

TDA: Actualmente estamos en libertad provisional. La instrucci√≥n puede durar hasta 6 meses, o 18 meses si se declara compleja la causa (con posibilidad de pr√≥rrogas) y despu√©s tendr√°n que decidir si existen indicios para que vayamos a juicio, pero nuestra intenci√≥n es insistir en que el caso se archive antes, ya que entendemos que no hemos cometido ning√ļn delito. Al salir de la c√°rcel nos impusieron como medidas cautelares comparecencia diaria en el juzgado y retirada del pasaporte. Por esto, hemos tenido que cancelar bolos de nuestra compa√Ī√≠a, rechazar trabajos con otras compa√Ī√≠as por el problema de las firmas y aun seguimos sufriendo estas consecuencias. Nos gustar√≠a se√Īalar que nuestro trabajo trae impl√≠cito la disponibilidad de movimiento. No siempre trabajamos en nuestra ciudad, salimos de gira, actuando muchas veces en pueblos en los que la posibilidad de firmar se hace muy dif√≠cil. Recalcar tambi√©n que otras compa√Ī√≠as con las que colabor√°bamos tambi√©n se han visto afectadas y han tenido que cancelar sus bolos o buscar a otra persona cuando han tenido tiempo suficiente.

UAG: ¬ŅEn qu√© consisten los delitos que se os imputan?

TDA: Son dos delitos que sumados pueden llegar a los siete a√Īos de prisi√≥n y multa de varios meses. El primero es enaltecimiento del terrorismo, que est√° penado de 1 a 3 a√Īos de prisi√≥n y una multa de 12 a 18 meses. Nos lo imputan por la famosa pancarta de ‚ÄúGora Alka-ETA‚ÄĚ. Para nosotros esta acusaci√≥n no se sostiene de ning√ļn modo como ya hemos explicado antes.

El otro delito es un delito de incitaci√≥n al odio que est√° penado de 1 a 4 a√Īos y multa de 6 a 12 meses. Pensamos que tampoco tiene consistencia jur√≠dica ya que este delito est√° descrito para discursos que fomenten el odio y la violencia contra un grupo o persona, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideolog√≠a, religi√≥n o creencias, situaci√≥n familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o naci√≥n, su origen nacional, su sexo, orientaci√≥n o identidad sexual, por razones de g√©nero, enfermedad o discapacidad. Se mire por donde se mire nuestra obra no contiene ning√ļn discurso parecido a esto. En este sentido entendemos que nuestro caso es un precedente muy peligroso para toda creaci√≥n y expresi√≥n art√≠stica y cultural, escritores de todo tipo, el gremio teatral, el cine, dise√Īadores de videojuegos, etc‚Ķ Esperamos que todo el gremio sienta este proceso como una amenaza contra su libertad de creaci√≥n y se movilice para que los cargos sean retirados. El delito de incitaci√≥n al odio entendido en el sentido en el que lo han hecho el juez y la fiscal√≠a podr√≠a aplicarse a todas las obras de t√≠teres de cachiporra y cualquier tipo de ficci√≥n, lo cual es una barbaridad.

UAG: ¬ŅOs arrepent√≠s de lo que hab√©is hecho?

TDA: No; como ya hemos dicho, no creemos haber hecho nada malo. Es verdad que cuando hicimos la obra, pensamos que la sociedad pod√≠a entenderla, que iba a ser social y jur√≠dicamente aceptable hablar de la caza de brujas que desarrolla este Estado contra todo tipo de divergencia social. Pero hemos comprobado que no es as√≠. Esta sociedad est√° enferma. Y precisamente esta enferma de odio y miedo, conscientemente provocado. Odio y miedo al diferente, al refugiado, a los excluidos, a los catalanes, los espa√Īoles, los musulmanes, a los del otro partido, a los anarquistas, a los que no obedecen.

Desde hace un mes sentimos esa enfermedad en nuestro día a día en forma de  medidas cautelares, difamación, insultos, amenazas y cárcel. Creemos que solo la cultura y la educación pueden curar esta enfermedad que algunos pocos bien saben rentabilizar. Si vencemos el odio y el miedo todas estaremos por la libertad y todas estaremos por la justicia.

UAG: ¬ŅPor qu√© hab√©is esperado hasta ahora para conceder una entrevista? ¬ŅPor qu√© hablar ahora y no antes, cuando el caso estaba en todos los medios?

TDA: Por qué los medios exigen rapidez, inmediatez, y nosotros teníamos que asimilar todo lo que ha pasado. Algunos medios no se han portado bien con nosotros, nos han difamado, se han inventado el contenido de la obra, contaban escenas y acciones que no ocurren. A través de algunos de esos medios, hemos sido utilizados para sacar rédito político. Ahora sentíamos la necesidad de contar los hechos como fueron y aportar nuestra propia reflexión de lo que ha ocurrido.

UAG: ¬ŅY c√≥mo os sent√≠s con todo el apoyo recibido, campa√Īas de facebook, actos de apoyo‚Ķ?

TDA: Las muestras de apoyo recibidas nos hacen sentir que no estamos solos en todo esto. Queremos aprovechar la ocasi√≥n para dar las gracias a todas las personas, colectivos y medios que han decidido no callarse ante lo sucedido. Ha habido multitud de movilizaciones en diferentes lugares, una campa√Īa de apoyo que todav√≠a hoy sigue adelante, conciertos, comedores, cabarets, pasacalles,‚Ķ Organizaciones internacionales se han hecho eco y est√°n denunciando que en Espa√Īa se vulneran los derechos humanos. El sector cultural y art√≠stico ha salido a defender la libertad de expresi√≥n y creaci√≥n a la calle y a decir que ya est√° bien, que queremos trabajar sin ser juzgados por ello. Por otro lado nos alegra que ahora haya crecido el inter√©s por el teatro de t√≠teres y que √©ste haya recuperado la calle en las diferentes manifestaciones.

UAG: En vuestro comunicado habl√°is de la libertad de expresi√≥n. Hay varios artistas a espera de juicio con cargos similares, ¬Ņqu√© ten√©is que decir al respecto?

TDA: Bueno, la gente en la calle ya est√° diciendo mucho al respecto. No hay que olvidar que Espa√Īa est√° denunciada hasta por la ONU y otras organizaciones internacionales por no respetar los derechos humanos y aunque no se le de mucha difusi√≥n por lo menos la gente se va dando cuenta de esto. En este sentido se han multiplicado los delitos de enaltecimiento de terrorismo porque se sigue utilizando esa figura por intereses de la clase pol√≠tica y para perseguir diferentes tipos de expresi√≥n que no comulgan con los c√°nones de lo pol√≠ticamente correcto.

UAG: ¬ŅCu√°les son los pr√≥ximos proyectos de la compa√Ī√≠a?

TDA: Actualmente estamos de par√≥n por todo este l√≠o. Nos han dicho que deber√≠amos hacer una obra con lo que nos ha ocurrido pero por desgracia esa obra ser√≠a justamente la que est√°bamos representando en el Carnaval de Madrid y repetirla a d√≠a de hoy a lo peor era considerado reiteraci√≥n delictiva. Por lo tanto estamos muy limitados para hablar de lo que ahora mismo nos mueve, pero seguro que con el tiempo volveremos a crear nuevas historias o retomemos parte del repertorio infantil para seguir trabajando. Nos han dicho los abogados que cuando el caso sea sobrese√≠do o quedemos absueltos en un juicio podremos volver a representar ‚ÄúLa bruja y Don Crist√≥bal‚ÄĚ, pero hasta entonces no.

-Ver enlace original a la publicación Titeresante-